Mamá, ¡han “pirateado” mi Tesis Doctoral! (Parte II)

Hace un par de semana escribía que mi Tesis doctoral cedida voluntariamente al Acceso Abierto con una licencia CC by-nd-nc (no permite fines comerciales), estaba siendo vendida sin mi consentimiento, por una librería que decidió violar el fin no comercial de la licencia incluyéndola en su catálogo [Mamá, ¡han “pirateado” mi Tesis Doctoral! (Parte I)].

Tras esta humilde denuncia pública (en tono de humor, por cierto), procedí a contactar con aquellos que considero tienen alguna relación con mi reclamación.

Mi solicitud es sencilla y fácil de entender: que se retire de inmediato del catálogo de la librería no sólo mi obra, sino todas aquellas obras licenciadas con CC “no comercial”, porque su inclusión en el cátalogo es según afirma la licencia CC by-nc-nd una violación de los términos señalados en negrita:

  • Usted puede reproducir, distribuir o comunicar públicamente la obra o prestación solamente bajo los términos de esta licencia y debe incluir una copia de la misma, o su Identificador Uniforme de Recurso (URI). Usted no puede ofrecer o imponer ninguna condición sobre la obra o prestación que altere o restrinja los términos de esta licencia o el ejercicio de sus derechos por parte de los concesionarios de la misma. Usted no puede sublicenciar la obra o prestación. Usted debe mantener intactos todos los avisos que se refieran a esta licencia y a la ausencia de garantías (…)
  • Usted no puede ejercitar ninguno de los derechos concedidos en la sección 3 anterior de manera que pretenda principalmente o su actuación se dirija a la obtención de un beneficio mercantil o una contraprestación monetaria (…)
  • Si usted reproduce, distribuye o comunica públicamente la obra o la prestación, o una colección que la incorpore, debe mantener intactos todos los avisos sobre la propiedad intelectual e indicar, de manera razonable conforme al medio o a los medios que usted esté utilizando (…)
  •  …Sin un permiso previo por escrito, usted no puede afirmar ni dar a entender implícitamente ni explícitamente ninguna conexión, patrocinio o aprobación por parte del titular originario, el licenciador y/o las partes reconocidas hacia usted o hacia el uso que hace de la obra o la prestación (…)

Incluir en el catálogo de una librería, sin pedir permiso, obras de acceso abierto licenciadas así contraviene la licencia. Para recordarlo una vez más, una licencia es un tipo de contrato entre partes.

El caso es que intento ponerme en contacto con varios intermediarios, aquí sus respuestas.

 

Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (CEGAL)

La librería pertenece a esta entidad, así que les expongo el caso (blablablá) y les remito unas cuestiones, por si pueden ayudarme:

¿Puede una librería de su red poner a la venta una obra de acceso abierto?

¿Tienen implementado algún procedimiento de reclamación para estos casos?

¿Este tipo de ventas también recauda la parte proporcional de derechos de autor gestionada por CEDRO?

¿Existe alguna forma de conocer si la librería ya vendió algún ejemplar?

(…) al parecer esta librería tiene numerosas obras de dominio público a la venta dentro de su catálogo, por lo que ¿sería posible saber si han vendido alguna de estas obras?

Su respuesta es que si mi tesis aparece en su base de datos, es únicamente porque he solicitado el ISBN. (…) Y que al ser un documento público se sube a la web: “sólo por este motivo”.

Vuelvo a remitirles otro correo, pero sin respuesta. Y con sus palabras entiendo que este comportamiento les parece algo normal.

Agencia Española del ISBN (agenciaisbn.es)

Es la entidad encargada del gestionar este número en nuestro país. El ISBN es el código que se le asigna a un libro, como el DNI  pero para libros.

Le expongo el caso, pero como era previsible afirman que el ISBN es un mero código comercial, que ese asunto debo aclararlo con mi editorial, la Editorial de la UGR. Volví a contactar con ellos más adelante me ratificaron algo que sabía, que las licencias CC y el ISBN son compatibles. Al menos el responsable de estas cuestiones fue amable.

Librería “Pirata”

Me enseñaron en el cole que se decía el pecado pero no el pecador, así que por ahora seguiré manteniendo su nombre en secreto. Para que no haya duda, esta es la librería que vende mi libro sin permiso.

Les expliqué el caso emplazándoles las mismas cuestiones que comentaba anteriormente, me contestaron muy amables con un PDF escrito a otra persona el 20 de mayo de 2013 (¿?), donde decía abiertamente que todos los libros que se dan de alta en el ISBN ellos los dan de alta en su web “y en la base de datos de casi todas las librerías”. Añadiendo que si algún cliente les pide un libro intentan contactar con el autor y en el caso afirmativo se realiza el pedido.

Concluyen con que ya han procedido a borrar mi libro de su web. Algo mágico, porque en ningún momento les dije ni mi nombre ni el de la obra.

Les volví a enviar otro correo, no sin antes señalar que la carta escrita hacía 8 meses a otra persona no aclaraba mis dudas. Explicándoles de nuevo que es una violación de los término de la licencia de la obra…

por qué motivo toman obras de Acceso Abierto y las ponen a la venta, teniendo en cuenta que algunas de las obras, como es el caso, está licenciada con una licencia Creative Commons: Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 (CC BY-NC-ND 3.0). O para ser un poco más precisos, con una licencia que dice exactamente: “licenses prohibit uses that are ‘primarily intended for or directed toward commercial advantage or monetary compensation’”, es decir que esta licencia prohíbe muy claramente el uso destinado a obtener una ventaja comercial o una compensación monetaria.

Con ello, me gustaría recordarle que una licencia CC es un tipo de contrato entre partes, con las mismas consecuencias legales que un contrato clásico. Para saber más, es interesante: “Primera sentencia sobre licencias CC”  o un ejemplo de sentencia donde la reclamación se basa en justo lo que le comento “el incumplimiento de las obligaciones de la licencia”.

Ante el cual me respondieron muy amablamente, lo mismo que en el PDF citado anteriormente, sólo que copiaron y pegaron en el cuerpo del correo electrónico incluyendo la fecha actual.

Un derroche de medios y de tiempo por su parte. No viviré lo suficiente para agradecerles semejante esfuerzo.

Era previsible que a la librería le diera absolutamente igual todo esto, ellos capturan datos sin importarles nada más y los añaden a su base de datos para vender un producto que no puede venderse.

Conmigo mismo

Uno tiene que pensar de vez en cuando, aunque sólo sea por engrasar las tuercas del cerebro, y meditar si esto merece la pena, que porqué no pido que retiren mi obra y punto, para qué te metes en jaleos, total si tú entregas tu trabajo gratis que más te da, etc., etc.

Pero como buen necio, preocupado no por mi obra, que en realidad no es el motivo de hacer todo esto, sino por las violaciones indiscriminadas de licencias CC en material de Acceso Abierto, trabajos realizados por sufridos (algunos de ellos) investigadores que invirtieron mucho tiempo (algunos de ellos) y esfuerzo (ni te cuento, algunos de ellos también) y que vengan terceros a apropiarse injustamente de ellos no está bien…

Imaginemos por un momento que soy un gurú.

Guru_Gobind_Singh_is_released_from_Gwalior_Fort_by_Jahangir's_order_200pxWikipedia Gurú Hargobind

Sí bueno, pero no un gurú de estos, sino un tipo importante del mundo del Open Access, un referente de esos que cuando en una conversación medio culta dices, “no, porque según afirma Fulanito…”. Imaginemos por un momento que soy ese Fulanito el Gurú del Acceso Abierto. Escribo una tesis a favor de compartir obras, del copyleft, de utilizar licencias CC, me dedico a escribir artículos recalcando los beneficios de todo esto, la importancia que tiene para la producción científica, su visibilidad, para el desarrollo del corpus científico, técnico e incluso el desarrollo social en países con menos recursos… Y ahora navegando por la web te encuentras que el tal gurú Fulanito es un vendido, que en realidad tiene su tesis en una librería para quien la quiera comprar y encima !barata! En un caso así, ¿crees que perjudicaría a la reputación y la imagen de Fulanito?

No soy un gurú, pero defiendo que las cosas que un autor decide poner gratis o libres o como desee, permanezcan así, de manera que si sólo hay que respestar un par de condiciones para utilizar obras que han costado mucho hacerse, se respeta y no pasa nada.

A menudo leerás cosas de piratería y de autores que defienden poder ganar dinero con sus obras. Me parece bien, cada uno hace lo que quiere. Yo defiendo algo que es de todos y además gratis, como mi Tesis, para que continúe siéndolo y que nadie intente aprovecharse de ello para obtener un beneficio económico al que he renunciado voluntariamente, pues para mí el verdadero beneficio es compartir mi producción científica (humilde, escasa y con mucho que mejorar, sí, no seamos crueles, pero mía).

Bueno, que se conoce que tuve algún transtorno transitorio y decidí seguir preguntando, ahora a mi editorial.

[Si ya estás aburrido te recomiendo que saltes a las frases en negrita]

Editorial de la UGR (editorial.ugr.es)

Esta es la editora de las Tesis de la Universidad de Granada, entre otras obras.

Por los años que pasé estudiando en esta Universidad, diría que es está bastante implicada en las cuestiones de Acceso Abierto. Cuando estudiaba en la facultad al menos, había muchas charlas, cursos, es decir se fomentaba a menudo el acceso abierto y las licencias bajo las cuales se “liberan” los trabajos.

En mi primer correo vuelvo a exponerles la situación, haciendo referencia como decía antes, a la gravedad de la cuestión: la UGR pide los ISBN para Tesis doctorales, los investigadores que usen licencias CC no comerciales las “regalan” para que todo el mundo pueda beneficiarse de su trabajo y hay una librería que se aprovecha.

En la editora me dicen, tras algunos problemillas para poder hablar sobre el tema, que las librerías recogen información del ISBN y que en caso de que alguien quiera el libro, que contactan con ellos.

Me parece muy bien, el inconveniente es que viola la licencia CC. A lo cual responden que cuando le asignan el ISBN a la tesis es un ISBN comercial y “no un ISBN llamado de concurso de méritos” (ejem).

Uy, el asunto se complica por momentos. En el siguiente correo le explico que ambos procedimientos, asignar un ISBN comercial y licenciar con CC son procedimientos distintos y perfectamente compatibles, y que el problema es que una librería viola la licencia de muchas obras de su editorial (¿lo he dicho antes?).

En otro mensaje me dicen que “podríamos no asignar ISBN y poner las tesis en abierto bajo las licencia Creative Commons como nos dice el Real Decreto 99/2011, de 28 enero, art. 15, punto 5.(BOE n. 35, 10 de febrero de 2011)”, ¡ay, Señor!, para repetirle lo mismo y recibir otro mensaje explicándome de nuevo su procedimiento de solicitud de ISBN e invitándome a, si estoy interesado, retirar el ISBN de la Tesis, porque hay dos tipos de ISBN (…)

El problema debe ser mío, hay algo que me estoy perdidiendo y nadie me ha avisado, no entiendo nada, mezclando asuntos de los dos tipos de ISBN, que me parecen muy bien, de si quiero retirar mi ISBN (¿por qué?), dando la sensación de que no puede coexistir este numerito con los fines no comerciales… cosas un poco extrañas.

Procuro aclarar ideas y vuelvo a enviar un correo, para en su respuesta recordarme que la librería “publicita los libros que aparecen en la agencia”. Efectivamente, eso sabía desde el primer momento y ese es el motivo de mi primera comunicación, esa “publicidad” es el problema, puede considerarse que inclusión en el catálogo es una violación de la licencia por lucro indirecto. Tras recordarles esto, me contestan finalmente con un:

Efectivamente algunas veces ocurren esta cosas, saludos

Y ahí me callo, no tengo nada más que decir, sólo despedirme, despedirme como lo hacen los perdedores, pidiendo perdón por no ver antes su error. Aquí mis últimas palabras:

Buenos días,
mis disculpas por todo este asunto, pensé que la Editora de la UGR tenía interés en defender los derechos de los creadores de obras que edita o de defender el acceso abierto y gratuito que tanto promulga la universidad.

Un saludo, Enrique.”

Amigos, el Acceso Abierto sólo tiene un problema, que nadie lo defiende ni moverá un dedo por defenderlo. Debo reconocer que he procurado ponerme en contacto con personas vinculadas a bibliotecas, repositorios que usan acceso abierto, algún proyecto también, pero no sé cómo continuar. A no ser que… ¿hay algún abogado en la sala?

Mamá, ¡han “pirateado” mi Tesis Doctoral! (Parte I)

En mi regreso al maravilloso mundo de la investigación  me ha sucedido algo extraño, que está entre lo curioso y lo surrealista.Navegando por internet para encontrar ideas o en realidad buscando un poco de serendipia, si es que ésta se puede buscar, acabé en una página con un interesantísimo trabajo (ejem) sobre una materia que me gusta especialmente. Como muchos sabréis en el mundo de la investigación algunos artículos y libros son gratis y otros, hoy en día mayoría, son de pago, como en el caso que os comento.Resulta que el sitio donde llegué a parar es una librería malagueña y la obra a la que me refiero no es ni más ni menos que mi Tesis doctoral. Sí, tienen a la venta mi Tesis doctoral en una librería sin mi permiso.

Tesis_venta_libreria_blur

Ficha de la Tesis en la librería. Pinchar para ver con mejor calidad.

Es un caso realmente curioso porque la obra está licenciada con una licencia CC algo restrictiva sinceramente, ahora lo hubiera hecho con una licencia más abierta. Pero a lo que voy, es una licencia CC (by-nd-nc), es decir que el uso de esta obra requiere citar al autor  (algo común), no admite obras derivadas (un asunto que no viene al caso) y no puede emplearse con fines comerciales, muchos menos ponerla en venta.

Tengo una galería de fotos en flickr (más divertida que la Tesis, para que nos vamos a engañar) y alguna vez a través de webs que hacen búsqueda por fotos he descubierto que las han usado sin respetar del todo la licencia. Algunos medios de comunicación pequeños han empleado fotos que acostumbro a licenciar sin fines comerciales, para ilustrar sus noticias. Esto es algo que contraviene el uso de la licencia porque son webs donde existe lucro. Pero como soy mal fotógrafo hasta me ha hecho ilusión que alguien piense que una foto de mi autoría merezca ser utilizada para en una noticia.

Conociendo la realidad en internet, que es que cuando uno sube una obra a la red, sea foto, artículo, comentario, chiste, libro o cualquier otra cosa pierde el control sobre la obra, me llama mucho la atención que se ponga a la venta una Tesis que voluntariamente he cedido al Acceso Abierto para que cualquier interesado pueda utilizarla.

Si bien es cierto que en la librería, en la parte de abajo de la ficha del libro tienen un mensaje que dice:

No todos los libros están en existencias en la librería. Y algunos (pocos) no están en ventas. Antes de venir confirme su disponibilidad y venalidad.”

Es igualmente cierto que en su catálogo aparecen muchas obras libres y gratuitas, con un precio puesto al lado. Es decir, introducen en su catálogo una obra (sobre la que no tienen derechos) y le ponen un precio, con la confusión que puede crear en personas que no sepan que se la pueden descargar es gratis y que no pueden venderla. ¿No parece una buena práctica empresarial, verdad?

Ante esto me surgen algunas dudas: ¿Cobrarán la parte de derechos de autor que gestiona CEDRO? ¿Cuántos documentos de Acceso Abierto habrán vendido?¿Cuánto dinero habrán ganado?¿Por qué ofertan en el catálogo un producto que no tienen y que no les pertenece?

Y sobre todo y más importante, ¿mi gran trabajo por sólo 25 euros? :P

Bromas a parte, me he puesto en contacto, primero con la red de librerías a la que pertenecen, CEGAL, preguntándoles lo siguiente:

13/01/2014

Buenos días, he visto que una librería andaluza asociada a su red vende sin permiso mi tesis doctoral.

Me gustaría saber si tienen algún procedimiento legal establecido para estos casos. Es algo extraño que una tesis de acceso abierto sea ‘apropiada’ por un establecimiento para venderla por el precio que consideran oportuno. Por otro lado también me gustaría saber si existe algún procedimiento para saber si ya vendieron algún ejemplar.  Muchas Gracias”

A lo cual los señores de CEGAL han respondido esto:

15/01/2014

Muy buenos días,

Sólo aparecerá en Todos tus Libros, si su tesis tiene nº de ISBN, que como dato público está accesible.
Si necesita más información, estamos a su dipsosición.

Un saludo,

Permitidme que exprese mi estupor con la contestación, no porque esté bien o mal, sino porque no la entiendo. El ISBN no tiene nada que ver para que alguien oferte mi trabajo en su catálogo. Pero bueno, teniendo en cuenta que mi primer correo era breve, es posible que no me haya expresado adecuadamente y no hayan entendido mi petición, por lo que hoy remitiré un nuevo correo explicando mejor el caso. Pero ahora he decidido enviarlo a todas las redes a las que pertenece la librería y a la librería en cuestión, a ver que me dicen.

En  la segunda parte veremos el mensaje que les he enviado así como sus respuestas. Si os interesa el asunto, ¡seguid atentos!

 

Para saber más:

Los derechos de autor y la enseñanza en la universidad : el papel de la biblioteca universitaria. http://digibug.ugr.es/handle/10481/26409

Nota: escribo “Tesis” con mayúsculas, porque me costó mucho tiempo y esfuerzo, así que para mí es muy importante. ;)

Las Bibliotecas del Vaticano y Oxford ponen en línea manuscritos antiguos

bibliaAcceder a manuscritos centenarios es ahora un poco más fácil.

La Biblioteca del Vaticano junto con la de Oxford (Bodleian Library) ponen a disposición de los internautas una numerosa colección de valiosos manuscritos de Homero, Platón, Sófocles o algunas de las conocidas como Biblias de Gutemberg, gracias a un ambicioso proyecto de digitalización que abarca manuscritos hebreos, griegos y algunos de los primeros libros impresos.

La colección incluye también ilustraciones una biblia griega ilustrada del siglo XI o una colorida biblia alemana que data del siglo XV.

En la actualidad sólo está disponible una parte del trabajo, pero se irán incorporando más obras con el paso del tiempo. En el listado disponible aquí pueden verse los documentos griegos que se añadirán en el futuro.

El proyecto en colaboración con la Polonsky Foundation continuará el proceso de digitalización de documentos de una de las ibliotecas más importantes del mundo, la del Vaticano, que fundada en 1451 tiene más de 180.000 manuscritos, por encima de 1.5 millones de libros además de dibujos, grabados, etc.

Para acceder a los documentos del proyecto, sólo hay que entrar en la web http://bav.bodleian.ox.ac.uk/

Para saber más:

Vatican, Oxford put ancient manuscripts online http://www.cbc.ca/news/technology/vatican-oxford-put-ancient-manuscripts-online-1.2450370

Imagen: Biblia de Gutemberg de 1455 de  Polonsky Foundation Digitization Project bajo licencia http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/3.0/

Cómo evitar que tus fotos revelen demasiada información

Privacy_mobile_25_no_exif

Gracias a la fotografía podemos mostrar al mundo lo que vemos, nos gusta o divierte, pero nuestras fotos pueden revelar más información de la deseada.

Cuando hacemos una foto con una cámara digital o con un móvil decidimos qué imagen queremos, pero con ella se guardan algunos datos relacionados  de manera automática. Algunos de estos datos en realidad no tienen mucha importancia, pero hay otros que sí pueden tenerla.

Aquí tenemos una foto que acabo de hacer con mi teléfono. Estaba navegando en internet y he tomado una foto a la pantalla de mi ordenador, con la que por cierto no creo que gane ningún premio.

Nada del otro mundo, ¿verdad? Veamos qué puede revelar esta foto.

privacy_datosLos datos EXIF (Exchangeable image file format) de las fotografías muestran bastante información sobre aspectos técnicos: tiempo de exposición, lente, velocidad del obturador, apertura, exposición, etcétera, etcétera. Este tipo de datos no parece de mucha relevancia para nuestra privacidad, pero si nos fijamos bien en otro de los apartados:

privacy_captura

Aquí aparece además del modelo de teléfono (o cámara), la fecha y la hora en la que se tomó la foto otro detalle aún más importante, la localización (rectángulo rojo). Más aún:

Privacy_mobile_GPSLa geolocalización incluida en la foto guarda el sitio “exacto” en la que se tomó la imagen, con lo que puede ser muy sencillo saber dónde te encuentras en ese momento sin que te des cuenta que compartes esta información.

Cuando subimos fotos en línea, recuerda que si tienes la geolocalización activada en tu teléfono puedes estar compartiendo detalles comprometidos. Este método puede ser ideal si eres un delincuente para localizar posibles víctimas e identificar dónde se encuentran.

Por ejemplo si compartimos fotos nuestras que nos hemos hecho en casa en una red social (estamos diciendo con bastante precisión donde vivimos) y otro día comentamos que nos vamos de vacaciones una semana, es una forma muy simple de dar pistas a los ladrones para que hagan una visita indeseada.

Desactivar la geolocalización del móvil

Cuando compartimos algo debemos ser conscientes de los que hacemos de forma directa e indirecta (la imagen en sí y lo que la acompaña). Si deseas desactivar la  geolocalización en tu teléfono, puedes hacer lo siguiente:

iPhone

  1. Pulsa sobre Ajustes
  2. Ahora entra en Privacidad
  3. Y en Localización debes eligir NO o pulsar sobre desactivar.

Android

  1. Entra en la cámara del teléfono
  2. Pulsa sobre Opciones o Ajustes
  3. Ahora en Ubicación etiqueta o Geo-localización
  4. Elige Desactivado

Con estos sencillo pasos estás proporcionando algo menos de información, ¿crees que es útil? ¿Tienes algún truco más?

 

Para saber más:

How to stop your mobile phone photos from spying on you. http://blogs.norman.com/2013/for-consumption/how-to-stop-your-mobile-phone-photos-from-spying-on-you

Nota: en la foto de ejemplo he eliminado los datos EXIF antes de subir la foto.

Para qué sirve un documentalista

Ilove documentalistas_300px

Dicen que la información es poder, pues los documentalistas son los expertos de la información que pueden aportar mucho a una empresa sin importar su tamaño, grande, mediana o pequeña.

Formados en biblioteconomía (bibliotecología en algunos países) y documentación y con diferentes especialidades, esta es una disciplina que procura abarcar los procesos que giran entorno a la información en cualquier formato, papel, audiovisual, sonoro, texto electrónico, etc.

Los perfiles laborales más comunes de los profesionales de la información son:

  • Archivero. Orientado a la gestión y tratamiento de información en un archivo, físico o digital. Casi todo el mundo tiene una idea más o menos clara de quién es este profesional.
  • Bibliotecario. El profesional de la información por excelencia, muchas de las titulaciones a día de hoy siguen muy orientadas a ‘producir’ bibliotecarios. Son los encargados de realizar las tareas que se llevan a cabo en las bibliotecas y no, no es colocar libros en las estanterías, se hacen muchas más cosas, desde la selección de material para sus usuarios pasando por búsquedas especializadas para grupos de investigación, exposiciones, apoyo a la investigación… y cada vez se perfilan mejor como los encargados de una parte de la formación ALFIN (alfabetización informacional) en bibliotecas universitarias fundamentalmente.
  • Content Curator . Desde mi punto de vista, este nuevo término no es más que un documentalista con alguna tarea de vigilancia tecnológica. Muy de moda, pero entiendo que no debería existir con autonomía propia. Cuestión de gustos.
  • Creador/Gestor del Sistema de Gestión Documental. Quien mejor conoce los flujos de información de la empresa debe ser el ‘autor intelectual’, es decir cuanto menos conceptual de la base de datos, CMS, o herramienta de gestión de la información más adecuada y adaptada a sus intereses, trabajando en colaboración con los informáticos responsables de la programación/implantación.
  • Creador de contenidos. Muy útil para empresas que quieren mejorar su reputación digital. El posicionamiento web cada vez está más ligado al aporte de nuevos contenidos de utilidad para los usuarios. Es complicado posicionar adecuadamente una página si no tiene información útil y de calidad. Además pueden analizar las tendencias informativas del momento para orientar los textos hacia ellas.
  • Documentalista. Probablemente el rol más común y extendido pero menos comprendido. Para las empresas el documentalista es el encargado de gestionar y controlar los procesos informativos internos y externos o como afirma acertadamente la Wikipedia son los responsables de la “evaluación y el análisis de la cadena documental (selección, adquisición, realización del análisis documental y organización de los depósitos informativos), la búsqueda y recuperación de información, la edición de productos documentales —resúmenes de índices o de prensa—, el tratamiento continuado de la información documental; además de saber planificar y gestionar la elaboración de informes, memorias y estadísticas”.
  • Vigilante Tecnológico. Es la especialización del documentalista un una o varias áreas vinculadas con la tecnología, válido para cualquier tipo de industria, ingenierías, sector económico, etcétera. Para mi uno de los perfiles más útiles, completos y menos explotados por las empresas. Como especialistas en búsquedas y recuperación de información son trabajadores preparados para investigación de mercado, búsqueda de nuevos nichos, creación de informes a medida para los técnicos, localización de fuentes de información, filtrado de contenidos, más informes para la toma de decisiones estratégicas, apoyo a la innovación de nuevos productos o servicios… Y podría continuar, pero creo que con esto podemos hacernos una idea.

En los últimos años han aparecido otros roles que también pueden llevar a cabo los bibliotecónomos o documentalistas como el famoso “community manager”, grabador de datos o digitalizador, entre otros.

Los profesionales de la información aportan un importante valor añadido a las empresas organizando la información, estudiando y evaluando sus canales, buscando nuevas oportunidades de negocio, solucionando las necesidades informativas de los trabajadores o gestionando la reputación en línea, entre otros.

¿Conoces algún perfil más que se haya quedado en el tintero?

 

Para saber más:

La labor profesional de bibliotecarios y documentalistas en el siglo XXI.  http://bid.ub.edu/06arama2.htm

Pon un documentalista en tu vida… o en tu empresa. http://www.julianmarquina.es/pon-un-documentalista-en-tu-vida-o-en-tu-empresa/

8 Consejos para estar más seguros y evitar problemas de privacidad

A menudo leemos los problemas de privacidad de internet, que unas webs comparten nuestros datos, que nuestro móvil rastrea todo lo que hacemos…  o como vimos aquí,  las actividades de espionaje a los ciudadanos que practican algunos gobiernos.

Vamos a repasar algunas cosas que podemos hacer para estar algo más seguros. Os recomiendo especialmente que veáis los vídeos que deberían ser obligatorios para todos los adolescentes, donde se muestran los peligros del “lo comparto todo”.

  1. Cuidado con lo que escribes en las redes sociales.

Este primer consejo probablemente sea uno de los más importantes, no porque sea lógico, sino porque estamos tan acostumbrados a compartir lo que hacemos que es fácil no darse cuenta de las pistas que dejamos.

Imaginemos que alguien quiere robar en tu casa, hay varios trucos para saber si alguien está en su domicilio pero el más sencillo es ver las fotos que cuelga en su Facebook/Twitter. Si hoy cuelgo 10 fotos de la playa cuando mi casa está a 200 kilométros, seguramente no ande por casa, ¿verdad?

 2. Cierra la sesión de Facebook, Twitter, correo electrónico, etcétera.

Dejar las sesiones de las redes sociales abiertas puede dejar rastros en algunas páginas por las que naveguemos más tarde.

Además si las cerramos impedirá que otra persona que acceda a nuestro ordenador se entere de todas nuestras cosas. Esto es especialmente importante si el ordenador es compartido, por ejemplo el de una Biblioteca Pública, donde además sería aconsejable que como mínimo utilicemos la navegación oculta.

¿Esto qué es? Pues una forma de navegar en internet que nos da un poquito de privacidad respecto a otros usuarios que puedan usar el ordenador.

Para abrir una sesión privada:

  • En Mozilla Firefox: Control + Mayúsculas + P
  • En Chrome: Control + Mayúsculas + N

Así evitas, por ejemplo, cuando introduces tu dirección de correo en la pantalla de bienvenida de Hotmail, Google o Yahoo, que se quede almacenada en caché y el próximo usuario pueda verla simplemente pulsando abajo en las teclas del cursor sobre la cajita donde la escribiste.

También puedes usar un complemento para el navegador, como DoNotTrackMe que evita el rastreo. Sencillo y recomendable.

 3. Utiliza pines, claves o contraseñas en tus dispositivos.

Es cierto que puede ser un poco tedioso introducir 50 veces al día el pin de tu móvil, pero recuerda que si pierdes el teléfono, gracias a este simple gesto dificultas que se pueda acceder a él y toda la información que guardas. ¿Guardas algo comprometido en tu teléfono?

 4. Ten varios perfiles en internet, al menos uno de ellos con seudónimo y sin dar datos reales.

Las grandes compañías lanzaron una ofensiva para tratar que todos los perfiles y correos electrónicos correspondan con el nombre real de los usuarios, pero seguro que a lo largo del año te das de alta en muchas webs que sólo usas una vez. Para estos casos es recomendable que no uses tu perfil “real” y uses un seudónimo, cuanto menos compañías tengan toda tu información mejor.

 5. Busca con seguridad.

Google, Bing… almacenan todas las búsquedas, las estudian, las relacionan con tu dirección de internet, blablablá. Una solución es pasarte por este artículo:  El éxito del buscador DuckDuckGo gracias a su privacidad

6. ¿Recuerdas aquello de “Lo que pasa en Las Vegas se queda en Las Vegas”?

Pues recuerda esto: “Lo que está en internet se queda en internet” y además es muy difícil eliminarlo. Con esto hablamos de una foto comprometida, un comentario desafortunado o un vídeo que no te gustaría que un posible empleador viera, porque desafinas cantando la canción del verano o bebiste alguna cerveza de más.

Un vídeo muy recomendable que todos deberíamos sobre seguridad en línea es este:

 7. Cuidado con lo que dices.

Todo lo que escribas o subas a internet puede ser utilizado en tu contra. En España ya han sucedido varios casos de amenazas por Twitter. No sé si te has dado cuenta pero es un delito/falta verter amenazas sobre alguien, atribuirle un delito o insultar. Recuerda que ponerlo en las redes sociales es dejarlo por escrito, si hacerlo no es nada bueno imagina qué ocurre si además lo dejas por escrito.

Yendo más lejos, es delito compartir una foto de un menor de contenido sexual, aunque sólo la retuitees.

 8. Cuando vendas tu PC, teléfono o tableta borra todos tus datos, todos.

Elimina las información de tu disco duro, pero a veces formatearlo no es suficiente.

Incluso este tuit se queda corto, antes de deshacerte de tus dispositivos, deberías echar un vistazo a  Cómo borrar en forma segura un disco duro para su venta.

Si tuvieras información confidencial, por ejemplo de clientes o información de alta seguridad sometida a la LOPD, tal vez deberías plantearte destruir el disco duro.

¿Te han resultado útiles estos consejos?

535 películas gratis para ver en línea (inglés)

pelis_superman_300px

La web Open Culture tiene un completísimo listado de películas en inglés (algunas son mudas) para ver en línea gratis que abarca todo tipo de géneros: horror, westerns (del oeste), documentales, de animación, etc.

La mayoría de las obras son de dominio público, es decir, conservan los derechos morales (reconocimiento de la autoría, etc.) pero no los derechos patrimoniales (los económicos), por lo que pueden ser exhibidas, comunicadas públicamente, sin necesidad de remunerar a sus creadores.

Este recopilatorio incluye fuentes como Archive.org, Youtube, Daily Motion, la Academia de Cine Canadiense  o la propia Open Culture.

El enlace al listado: http://www.openculture.com/freemoviesonline

Mention: un Google Alerts súpervitaminado

mention_300px

Los documentalistas así como los blogueros, community managers y aficionados a la tecnología en general, necesitamos vigilar de manera automática determinadas palabras clave que pueden facilitarnos nuestro trabajo.

Esto también es válido para aquellos interesados en su reputación digital, que quieren saber todo lo que se dice sobre ellos, dónde y en qué contexto.

Con los cambio de Google Reader, el lector de RSS de la multinacional estadounidense, también salió perjudicado el servicio Google Alerts, pues una de las grandes utilidades era crear una alerta que te llegara automáticamente a tu lector de RSS. Esto ya ha dejado de funcionar pero existen alternativas muy interesantes, como Mention.net.

Mention permite crear una canal RSS partiendo de cero o importando el .csv de tu Google Alerts. Se hace por defecto cuando entras un nuevo término a monitorizar, invitándote a importar el archivo de una manera muy sencilla.

Además es un sistema flexible que permite configurar las búsquedas automatizadas introduciendo diferentes término de consulta unidos por “OR” (“O” en español), así como los operadores avanzados “ALL” (todos los términos a continuación) y “ANY” (ninguno de ellos). Esta búsqueda puede configurarse para múltiples idiomas.

En esta pantalla podemos ver algunas de las fuentes a elegir con la posibilidad de rechazar dominios.

mention_fuentesLa versión gratuita incluye 10.000 menciones al mes para monitorizar, así que si necesitas más (¿?) estoy seguro que te convendrá pagar por el servicio.

Si quieres una invitación al servicio pincha en este enlace: http://bit.ly/10ZE21A y conseguirás gratuitamente algunas menciones más al mes.

Bing implementa el filtrado de imágenes por licencia Creative Commons

El buscador Bing  en su versión estadounidense añade una nueva e interesante funcionalidad a las búsquedas de imágenes: el filtro de resultados por licencia Creative Commons.

Bing_CC_cortada

 

Originariamente pensado para profesores, blogueros o alumnos, esta nueva funcionalidad permite elegir entre:

  • Public domain (Dominio Público): Simplificando, el creador de la imagen ha cedido todos los derechos y puedes usarla sin restricciones.
  • Free to share and use (Libre de usar y compartir): Puedes usarla y compartirla pero sin realizar cambios o editarla. Tampoco permite usos comerciales. Suele ser la opción con más resultados.
  • Free to share and use commercially (Libre de usar y compartir incluso con fines comerciales): Puedes compartirlas y usarlas para fines personales o comerciales. La edición no está permitida.
  • Free to modify, share, and use (Libre de modificar, compartir o usar): Se pueden modificar, compartir y usar, pero no para fines comerciales.
  • Free to modify, share, and use commercially: Puedes hacer casi todo lo que quieras, modificar, compartir y usar para cualquier fin, personal o comercial.

Aunque el buscador muestre las imágenes filtradas se recomienda igualmente comprobar con detalle los términos de la licencia antes de utilizar la obra, para evitar problemas.

Por último, recordar que todas las licencias CC obligan a identificar al autor de la obra (siempre que sea posible), ya que incluyen las cláusula “by:”.

Fuente:

Searching Images by Usage Rights. http://www.bing.com/blogs/site_blogs/b/search/archive/2013/07/01/filter.aspx

Filter images by license type. http://onlinehelp.microsoft.com/en-us/bing/dn261810.aspx

¿Cuántas Bibliotecas por habitante hay en España?

Hoy me preguntaba qué comunidad autónoma tendría más Bibliotecas en toda España. El número de centros no es indicador de calidad, pero tal vez sí sea un referente de la preocupación de los políticos por la educación de los ciudadanos. Otro asunto sería la equipación, los profesionales a cargo, etc.

En esta infografía podemos ver el número de bibliotecas por cada 100.000 habitantes en cada una de las comunidades autónomas de nuestro país. Los datos son los más recientes que se disponen, de 2010.

Los datos hablan por sí solos, Extremadura en cabeza, seguida por Castilla-La Mancha y Aragón son las 3 comunidades autónomas con mayor número de centros por cada 100.000 habitantes. Por otro lado resulta curioso que, por ejemplo, en Murcia (8,2) donde la carrera de Biblioteconomía y Documentación goza de reconocido prestigio no tengan más bibliotecas para sus ciudadanos.

Madrid también presenta unos datos llamativos, pues siendo la capital está a la cola, entre las razones posiblemente esté que el número de habitantes sea superior al del resto de comunidades.

¿Crees que en tu comunidad hay bibliotecas suficientes para todos?

Fuente:

Infografía: creación propia publicada en http://infogr.am/Bibliotecas-por-habitantes-en-Espaa/

Ministerio de Educación. http://www.mcu.es/culturabase/cgi/um?M=/t14/p14/a2005/&O=pcaxis&N=&L=0