8 Consejos para estar más seguros y evitar problemas de privacidad

A menudo leemos los problemas de privacidad de internet, que unas webs comparten nuestros datos, que nuestro móvil rastrea todo lo que hacemos…  o como vimos aquí,  las actividades de espionaje a los ciudadanos que practican algunos gobiernos.

Vamos a repasar algunas cosas que podemos hacer para estar algo más seguros. Os recomiendo especialmente que veáis los vídeos que deberían ser obligatorios para todos los adolescentes, donde se muestran los peligros del “lo comparto todo”.

  1. Cuidado con lo que escribes en las redes sociales.

Este primer consejo probablemente sea uno de los más importantes, no porque sea lógico, sino porque estamos tan acostumbrados a compartir lo que hacemos que es fácil no darse cuenta de las pistas que dejamos.

Imaginemos que alguien quiere robar en tu casa, hay varios trucos para saber si alguien está en su domicilio pero el más sencillo es ver las fotos que cuelga en su Facebook/Twitter. Si hoy cuelgo 10 fotos de la playa cuando mi casa está a 200 kilométros, seguramente no ande por casa, ¿verdad?

 2. Cierra la sesión de Facebook, Twitter, correo electrónico, etcétera.

Dejar las sesiones de las redes sociales abiertas puede dejar rastros en algunas páginas por las que naveguemos más tarde.

Además si las cerramos impedirá que otra persona que acceda a nuestro ordenador se entere de todas nuestras cosas. Esto es especialmente importante si el ordenador es compartido, por ejemplo el de una Biblioteca Pública, donde además sería aconsejable que como mínimo utilicemos la navegación oculta.

¿Esto qué es? Pues una forma de navegar en internet que nos da un poquito de privacidad respecto a otros usuarios que puedan usar el ordenador.

Para abrir una sesión privada:

  • En Mozilla Firefox: Control + Mayúsculas + P
  • En Chrome: Control + Mayúsculas + N

Así evitas, por ejemplo, cuando introduces tu dirección de correo en la pantalla de bienvenida de Hotmail, Google o Yahoo, que se quede almacenada en caché y el próximo usuario pueda verla simplemente pulsando abajo en las teclas del cursor sobre la cajita donde la escribiste.

También puedes usar un complemento para el navegador, como DoNotTrackMe que evita el rastreo. Sencillo y recomendable.

 3. Utiliza pines, claves o contraseñas en tus dispositivos.

Es cierto que puede ser un poco tedioso introducir 50 veces al día el pin de tu móvil, pero recuerda que si pierdes el teléfono, gracias a este simple gesto dificultas que se pueda acceder a él y toda la información que guardas. ¿Guardas algo comprometido en tu teléfono?

 4. Ten varios perfiles en internet, al menos uno de ellos con seudónimo y sin dar datos reales.

Las grandes compañías lanzaron una ofensiva para tratar que todos los perfiles y correos electrónicos correspondan con el nombre real de los usuarios, pero seguro que a lo largo del año te das de alta en muchas webs que sólo usas una vez. Para estos casos es recomendable que no uses tu perfil “real” y uses un seudónimo, cuanto menos compañías tengan toda tu información mejor.

 5. Busca con seguridad.

Google, Bing… almacenan todas las búsquedas, las estudian, las relacionan con tu dirección de internet, blablablá. Una solución es pasarte por este artículo:  El éxito del buscador DuckDuckGo gracias a su privacidad

6. ¿Recuerdas aquello de “Lo que pasa en Las Vegas se queda en Las Vegas”?

Pues recuerda esto: “Lo que está en internet se queda en internet” y además es muy difícil eliminarlo. Con esto hablamos de una foto comprometida, un comentario desafortunado o un vídeo que no te gustaría que un posible empleador viera, porque desafinas cantando la canción del verano o bebiste alguna cerveza de más.

Un vídeo muy recomendable que todos deberíamos sobre seguridad en línea es este:

 7. Cuidado con lo que dices.

Todo lo que escribas o subas a internet puede ser utilizado en tu contra. En España ya han sucedido varios casos de amenazas por Twitter. No sé si te has dado cuenta pero es un delito/falta verter amenazas sobre alguien, atribuirle un delito o insultar. Recuerda que ponerlo en las redes sociales es dejarlo por escrito, si hacerlo no es nada bueno imagina qué ocurre si además lo dejas por escrito.

Yendo más lejos, es delito compartir una foto de un menor de contenido sexual, aunque sólo la retuitees.

 8. Cuando vendas tu PC, teléfono o tableta borra todos tus datos, todos.

Elimina las información de tu disco duro, pero a veces formatearlo no es suficiente.

Incluso este tuit se queda corto, antes de deshacerte de tus dispositivos, deberías echar un vistazo a  Cómo borrar en forma segura un disco duro para su venta.

Si tuvieras información confidencial, por ejemplo de clientes o información de alta seguridad sometida a la LOPD, tal vez deberías plantearte destruir el disco duro.

¿Te han resultado útiles estos consejos?